Para variar mi cliente problemático me est{a haciendo perder mucho tiempo. Perder es un decir porque en realidad lo está perdiendo el, a mi me estan pagando. Aunque ya no estan las personas tóxicas, algo esta mal.

Estoy revisando un proceso que tiene que ver con las gasolineras, corriendo en segundo plano, acaba este proceso entre tres y cinco horas, mas tirándole a cinco. Son las 10:30 y puedo ver el avance hasta las doce. A la una me retiro de estas oficinass y voy a una comida con conocidos, mientras espero en este tiempo pagos y depósitos varios. Tengo lo necesario para moverme. No estoy necesariamente restringido, pero si llevo menos dinero de lo que acostumbro.

Hace unos meses escribi de un proveedor en ciudad granjas o colonia las granjas que me ha estado causando problemas . Ya tome las medidas y hago cambios en las proximas dos semanas, con un ahorro personal para mi de 24 mil Anuales.

El contacto con el cliente problemático sigue perdido en el espacio. Hablamos hace dos semanas, igual viernes, unos tres minutos, desvió el tema a un campamento de boy scouts como media hora, y en lo que va del año hemos hablado de trabajo una hora cuando mucho.

Tengo varias ideas de lo que voy a hacer el próximo año con otros clientes pero no con el. Hoy me esperan unas dos horas de trabajo llegando a la caa y probablemente el fin de semana pueda descansar despues de ir a comprar los ingredientes de la cena de año nuevo.

Hoy comprando parte de la cena de Navidad, mi esposa y yo nos encontramos a un conocido en el super, y me enteré de una de esas historias “escabrosas”, acerca del caso de una cebolla asesina, o casi.

Yo había escuchado de una película de terror-parodia de los ochentas llamada El ataque de los tomates asesinos, pero esto que nos conbtaron fue de la vida real.

En 2015 en un viaje a la ciudad de mi mamá me lastimé el tobillo de manera que anduve lastimado unos meses. Mis socios y yo hicimos una empresa por allá pero uno de los vecinos del condominio horizontal enloqueció y usando métodos de control de daños, resolví el problema con algunas averiguaciones previas.

Otro incidente fue la lesión que me tocó ser testigo provocada por unos perros, y la corrupción policiaca. Como testigo de los hechos me tocó ver una situación estúpida donde era evidente el machismo en esa entidad federativa. Lo que acabé teniendo que hacer es explicar los hechos con documentos de manera clara, tanto del vecino demente como de la lesión de terceros ( aprovechando que estaba allí ). Me tocó ver acuerdos que favorecían al delincuente menor de edad, así como a su familia, y las omisiones de derechos humanos.

Debido a otros incidentes, empecé a moverme por la ciudad y vi cerrarse poco a poco las franquicias de sushi, hamburguesas, y negocios medianos. Decidimos no hacer nada mis socios y yo allí. Hubo un error del notario medio raro por no estar enterado el de unos cambios en las SC, una carrera a toda velocidad para conseguir correcciones, y aunque fue un esfuerzo notable, de plano preferimos todos, de común acuerdo, no hacer nada. Pasaron como dos años, al vender la casa movimos la razón social a México y dejé dinero suficiente en la cuenta del banco para que permaneciera abierta pero no pensamos que era mejor esperar.

La semana pasada le comenté algo a un cliente de esa ciudad que conservamos, y parece que estan volviendo a esa ciudad moverse clientes que como nosotros se movieron. Pero por una serie de razones lo mas practico es reactivar ese proyecto.

Escribo aquí pensando en que el proyecto de la razón social que faltaba puede ser esa. Empiezo a pensar en eso. Y es 17 de Diciembre, aniversario del dia que realicé el cambio que me convirtió en lo que soy.

Me encuentro esperando noticias de mis socios, que estan pensando en lo que les dije ayer. En una hora o dos ya se. Son ciertos gastos pero es un buen proyecto. Y otros clientes de hace nueve años se mostraron interesados al tantear el terreno. Los incidentes causados por la mamá de mis hijos hace dos años no hicieron perder clientes, pero si que dejara de manejar el domicilio de portales (ahi esta otra de las empresas) y viviendo uno de los socios..

Estoy en una etapa de trabajo duro con las gasolineras. Una etapa de “grind” que me tiene a unos veinte dias de terminar el proyecto principal en que empezamos hace cuatro años. Dos o tres dias mas pesados y la semana que sigue es una de esas que deciden el futuro, porque debo hacer algunos ajustes pequeños en el plan a diez años, mientras dedico tiempo extra para acabar esto antes de navidad, y haciendo malabarismo para cierre de años con casi todos los clientes.

Dias raros.

Nuevamente me toca ser espectador de un acto de autodestrucción que parece haber empezado en algo muy simple.

En otro terreno mañana tengo una cita con quien fue durante meses mi segudno cliente mas importante, quieren un nuevo proyecto, lo que es bueno cuando consideras que en la mañana decidimos mi esposa , mi socio y yo crear la empresa nueva.

El acto de autodestrucción es ajeno a mi circulo inmediato y no afecta mi paz ni mi tranquilidad de vida.

Hoy guardé por otras razones el xbox One, luego tengo que reconectarlo. He estado tan atareado con los cambios de las gasolineras que no he usado ni uno ni otro, y por lo visto lo que le interesa a mi hija es un juego de Flash en la computadora. Mi esposa y yo lo tenemos a nuestro alcance, pero de entrada esta semana hay mucho que hacer.

En situaciones como estas me acuerdo de Walden de Thoreau y su importancia.

Hoy me enteré que Alejandra de Ventas, de mi cliente principal, y el gerente de recursos humanos de ese mismo cliente presentaron su renuncia. El problema es de sentido común. Ayer tuve una junta con un contralor que regresó después de unos meses.

Vienen tiempos interesantes.

Son las 18:50 y estoy sentado frente a mis dos monitores de 25 pulgadas. A partir de mañana voy a dedicar mas tiempo al método antiguo de resolución de problemas, debido a que es mas efectivo que lo computarizado. Es probable que cancele el segundo internet de la casa, no por cuestiones de dinero sino que la recepción de este lado de ese internet es mala.

Duró mas o menos dos años. Sigo teniendo contratado Netflix, Claro Video, Amazon Prime, y la suscripción Gold de Xbox que usa mi hija a veces. No veo problema en seguir con eso.

Hoy en la mañana estaba pensando en consejos o mecanismos de control para bajar el riesgo de autodestrucción de lo que vi ayer. Y a eso de las dos de la tarde, me vengo enterando de un nivel de estupidez de no creerse.

Espectador.

Hace un rato me enteré de Novedades sobre la columna vertebral de internet. No se como decir que se que desde hace muchos años internet esta en pincitas.

Y la novedad de hace unos momentos, considerando que se ciertos puntoos débiles me hacen entender de una mejor manera la M;UERTE, con myusculas de Internet. Lo que era Internet en su momento , como Fidonet, lleva agonizando muchos años y nos acercamos a un mundo de jardines cerrados sonde es posible sobrevivir, pero en base a un botón. Como dicen en la biografía de Edisom las guerras del futuro se pelean con un botón. No con Hombres.

Ciertas coas van a caer por default en cuanto a Internet pero debo hacer una reorganización de servidores el año que entra.

Ayer fui con mi esposa a un lugar en la colonia del Valle, poruqe quería ella ir al baño. Y Vi postres exóticos pero que no se acercan en lo absoluto a un mil hojas. Tomamos nuestro café capuchino, despues de una cena que había sucedido horas antes. Salimos y me quedé pensando en Black Friday y lo que hice este fin de semana. No comprar gran cosa (bueno, un juego de peleas para mi hija, una consola playsyation ) y que en realidad l oque me tiene penando son las simplificaciones de las gasolineras de fin de año.

EL cliente problemático va a regresar algunas cosas a como era antes, pero no se si entiende la persona que me dijo que van aen una espiral descendente, porque les pasa.

EL año que entra va a ser muy interesante. De momento las novedadses son parásitos de siempre esperando mis recursos para corregir sus vidas miserables, pero la paz y direcci{on no desviadas desde hace treinta años, siguen dando sus frutos.

Y los reflejos también. No se si escribi que el otro dia en un descuido rompí un martillo con las manos frente a mi hija cuando estaba moviendo unas repisas. Y el sábado al ir a desayunar fuera, se le cayó una bolsa de barbacoa a mi esposa de las manos misma que agarré en el aire, mientras tenía las manos ocupadas yo. Asi que a pesar de estar un paso atrás y con manos ocupadas, mis reflejos siguen siendo l oque eran.

El proximo año es probablemente el ultimo contemplativo. A partir de 2021 hay que dar sprint otra vez por los objetivos de largo plazo. Mientras trabajo en ellos de manera indirecta, pero con calma.

El medio es el mensaje. Como siempre.