De joven aprendí que a veces, pero solo a veces, tienes que mantenerte callado. No puedes proteger a otros de sus propias decisiones, como decían los naguales. he tenido unos meses donde ha sido mejor quedarme callado y manejar asuntos de las gasolineras que son tipo torres de Hanoi, con mucha complejidad recursiva. Desde que […]