No me siento preocupada ni triste sino perpleja – plática de 00:15 con mi esposa hoy. Eso fue unos minutos después de decime que los perros se emocionaron al ver el carrito de la jaula (en el que llegan visitas), pero no estaba relacionado.