Cuando dejé de escribir hace quince dias Por conocer los hechos que iban a pasar importantes las próximas dos semanas, tenía la idea que ayer iba a ser el inicio de otros dias normales.

Pues no.

Entre Siete y ocho de la noche recibí ayer por correo citas para tres juntas con un cliente de las que no se hizo ni una. Hoy me la pasé diciendo “se los dije”, porque las únicas fallas del área de sistemas del cliente fueron por no hacerme caso y NO pedir ciertas cosas por escrito. Y mis correos de comprobación no bastan. No salí embarrado pero ellos quedaron mal por iniciativa propia.

Mañana tengo que ir a la bodega principal del cliente a revisar lo que parece ser una idea MUY mal pensada. El miércoles a primera hora mostrar el modulo de inventarios que hice en OCTUBRE del año pasado, porque ciertas personas no lo han visto.

Y por las tres juntas postergaas, ademas de esto, escribiré hasta el jueves.