De joven aprendí que a veces, pero solo a veces, tienes que mantenerte callado. No puedes proteger a otros de sus propias decisiones, como decían los naguales.

he tenido unos meses donde ha sido mejor quedarme callado y manejar asuntos de las gasolineras que son tipo torres de Hanoi, con mucha complejidad recursiva.

Desde que empecé a trabajar en 1991, he tenido muy presente la obligación del articulo 134 de la Ley federal del trabajo, principalmente lka necesidad de reportar problemas antes quesucedan, lo que en un libro comentan como «la esperada explosión de la caldera».

Estos meses me ha tocado ver unas seis explosiones de calderas. Desde una persona que estaba cometiendo probable falta de probidad y que misteriosamente hizo veinte depositos entre el 29 y 31 del mes pasado, cuando el promedio es de uno diario, hasta avisos de otros problemas. Lo pero del caso es que se estam perdiendo semnas de tiempo valioso, las claidades de ciertos productos va bajando por una cuestión de escasez internacional de una materia prima, y hay otros problemas previsibles pero idiotas como suspensión de servidores de estos clientes por falta de pago (mismos que mepagan y reactivo pero estan teniendo olvidos y retrasos constantes).

Personalmente he tenido que dar seguimiento a muchos problemas absurdos de clientes, varios retos personajes relacionados con el cliente de las gasolineras, y sorpresa en la vida personal por la forma en que las otras personas sesorprenden de l oque es obvio en el mundo moderno.

He estado pensando mucho en la simplicidad tio Walden y como he pòdido simplificar procesos de las gasolinerias y de las fabricas de alientos, pero sigo asombrandome ante la estupidez humana.

Estoy de espectador ante una serie de cosas. Por ejemplo, hice un reporte que puedo describir como «comparar peras con manzanas para filtrar por sandías», que no vaa servir de nada y me hizo crear tres o cuatro campos en una base de millones de registros. O que uno de mis socios comerciales dedicó cinco minutos hace un mes, maximo 15, a cosas que tenia que dfinirme de un proyecto donde insisten en ser le contacto y que ya esta pagando , pero ha dedicado una hora u hora y media a planes imposibles y poco realistas de negocios relacionados con aplicaciones de celulares. Hace unos años el estaba muy metido con los boy scouts, pero esto es igual o peor.

De momento pienso y se que debeo quedarme callado y seguir de espectador. Probablemente con las vacaciones que pienso tomar este mes, vea las cosas mas claras, pero la cantidad de perdidos en el espacio que he tratado en lo que va del año, es brutal.