Los que me conocen saben que no tengo problemas en manejar diez horas sin pararme si hace falta, o en caminar el mismo tiempo. Las dos semanas pasadas me las pasé caminando unas dos o tres horas diarias entre dos lugares, pensando en los efectos a largo plazo de varias personas problemáticas. No soy inmune, porque me hacen perder el tiempo, pero he tenido que reaccionar de una forma u otra para reacomodar el tiempo perdido.

En unos cuarenta minutos me toca otra caminata de esas. Voy al ministerio público por tercera vez a ver el asunto pendiente.  Saldré solo con el folder de documentos y un cuaderno pequeño para notas. El problema no es el tiempo perdido o como afectan a los demás, sino que en otros países no pierden el tiempo en asuntos como estos.

Los temas que he pensado no ponen “peso en la mirada”, son sobre todo peso en el futuro. Hay varios atajos que no lo son, y me he preparado para muchas cosas desde hace años, aunque no puedes prepararte para ciertos niveles de estupidez humana. Si alguien comete una estupidez monumental, es triste, previsible y trágico que haga la misma estupidez dos años después.

No es posible que alguien repare sus platos rotos. Es algo similar a lo que hice durante años al ir a hacer ejercicio. Era necesario por algo que iba a suceder, y estuve todo lo prepardo que era necesario, incluso hoy puedo sin problemas levantar un peso considerable para mi edad, pero el hecho de poder hacer el crucifijo o bench press cinco veces a la semana sin quejarme, no hacen que sea una perdida de tiempo, ni que sea necesario.

Me encuentro pues pensando que no puedes ayudar a nadie. Puedes crear situaciones para que la gente se ayude pero no ayudar. Puedes hacer muchas cosas pero no proteger a nadie de sus propias decisiones, y solo puedes ver el inicio del declive ajeno, sea la edad que sea.

Hubo una temporada en Guadalajara que viví unos tres meses con mi abuela cuando mi papá salió en una gira larguìsima a Estados Unidos. Me acuerdo bien de las horas en qe se levantaba mi tio Luis, Por esas fechas yo estaba despierto unas horas antes, pensando. Ahora comparo con las diferencias y similitudes que tienen mis horarios actuales, sigo siendo madrugador, y pienso en todo loo implicado en ese tiempo, no me molesta lo sucedido ni con mi familia ni con mi vida, solo veo que haypautas que no necesariamente se repiten.

No es asunto mio si alguien decide hacer una estupidez, a menos que trate de sacar un beneficio de mi costa. Espero sinceramente que este tercer juicio que está en camino mande a ciertas personas a la cárcel. Me encuentro por los asuntos de la secta Templo de la serpiente emplumada, y por este asunto, en una situación privilegiada.

El porqué no es intuitivo.

He recibido amenazas por mi trabajo desde hace años ( cuando detecté robos en supermercados, o cuando evitaba alteraciones en las pipas ) que eran mucho màs preocupantes que las idioteces de “Victor Tejeda” , “Ricardo Dorado” alias los dos de  Julio Diana. Pero con la fuerza física que tengo y mente rápida voy a lo que tengo que hacer, siempre.

Hace unos dos años me tocó el ultimo incidente violento. Camino al banco cruzando una calle por plaza oriente un tipo se echó en reversa casi nos atropella a unos seis, le dijeron “pendejo” y pensó que fui yo. Se bajó de su coche y se nos fue encima.

Un policia de tránsito vio todo. No dijo nada cuando quedaron las marcas de sangre en el poste.

No quiso hacer nada y la mujer que iba con el tipo, lo subió al coche y se lo llevó, camisa bañada en sangre, brazo colgante, encogido.

Y yo me quedé preguntando al policía si levantaba denuncia, a el le valió. Yo solo nudillos raspados. Asi que después de unos minutos de esperar si pasaba algo más fui al banco, hice mi depósito y regrese a la oficina del cliente.

Lo que tengo se debe a la voluntad de acción, a las ganas de hacer las cosas, pero también la claridad mental sigue presente, sin emociones ni miedo.

Me encuentro pues a veinte minutos de salir. Lo que hay en mi cabeza en Estas caminatas en parte son mezcla de tres ideas:

  • Pero si le avisé a las autoridades que eso iba a pasar. Pero si le avisé a esta persona hace muchos años que asì iba a acabar esto.
  • Tengo mucho trabajo, el cliente problemático no define, será un período pesado como hasta el cinco de septiembre, tengo que hacer esto y lo otro.
  • El entorno de Banda Civil es tóxico. Parece que el dueño de las gasolineras està interesado en el plan de trabajo, y que si, tenía yo razón pero ahora tenemos datos de lo viciado que esta el ambiente de los proveedores de banda civil desde hace dos años. probablemente es mejor cambiar a celulares o Nextel, y seguir cubrendo las mismas rutas.

En pocas palabras, pienso en como hacer lo que debe hacerse.