– Uy, esta rete nublado, me Salvó ji ji ji

(mi esposa asomandose por la ventana que pensaba lavar un mantel delicado que no puede ir a la lavadora)