Es lunes y casi nadie vino a trabajar por ser diez de mayo. La mayor parte del problema en la implantación de sistemas son los detalles, para variar. Uno de nuestros proyectos salío perfecto, pero la persona que lo debe usar no lo quiere usar porque eso le impide pasarse una hora y media en viajes innecesarios. No es mi problema, pero está medio ridículo.

Sigo bajando información sobre el iso 17799, para variar parece ser simple sentido común. Se preocupan aquí por cosas de bioterrorismo por ser una empresa dedicada a alimentos, pero no están haciendo nada de problemas mas simples, como la puntualidad.

Por mientras el correo de hoy fue corto, 400 correos en el fin de semana, quizá la idea original de poner todo el correo nuevo en mi propio dominio , con 80 mb libres, me impida preocuparme por cual sistema operativo estoy usando.

No le hallé a que estaba provocando que en vez de página 404 mi portátil me llevara a otro lugar, así que mejor volví a reinstalar todo el sistema. Es un problema serio tener que usar internet explorer en la empresa por políticas empresariales. Quizá deba poner un compartimiento separado o partición para los programas inútiles del trabajo, y dejar para la casa los dos linux instalados. Es desagradable tener que usar win 98 por políticas empresariales aunque la portátil traiga SUSE y debian.

Se que el objetivo es manejar cosas simples, pero lo primero sería usar programas efectivos. Estoy como DBA pero mucho del trabajo que hago tiene que ver con administración de la red de aquí y la de los 28 nodos.

Ya qué.